Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Buscar
¿No eres un miembro? Regístrate aquí
Compártelo
X
Lactancia Establecida

¿Sabes qué es la lactancia establecida?

(0 comentarios)

Lograrlo es más sencillo de lo que tu crees

Martes, Septiembre 26, 2017 - 12:18

Desde una posición correcta hasta ayudarle a tu bebé a aprender a succionar correctamente; establecer a la lactancia materna es más una cuestión de práctica.

Seguramente has escuchado por ahí que después de cierto tiempo, la lactancia materna se ha establecido, pero, ¿qué significa exactamente? ¡Aquí te lo contamos!

Es muy sencillo, se dice que la lactancia está establecida cuando tu bebé y tu se han acostumbrado a la lactancia; las tomas de tu bebé han disminuido pero ahora toma más leche, suele llenarse con cada toma y vacía cada uno de los senos, además de acomodarse bien, sin estar incómodo o hacerte sentir incómoda a ti.

¿Cuando sucede?

La lactancia materna no se establece de acuerdo a cierto tiempo, debes saber que cada mamá y cada bebé son diferentes. Por lo regular, la lactancia materna se vuelve más eficiente entre el primer y el tercer mes de vida del bebé. Durante esos meses disminuye progresivamente la cantidad de tomas y aumenta la cantidad de leche ingerida en cada una de ellas.

Para lograr establecerla, se recomienda poner a los bebés recién nacidos durante sus primeros minutos de vida cerca de los senos. Esto, además de ayudar al útero a contraerse para disminuir la intensidad del sangrado tras el parto, ayuda a los bebés a desarrollar el reflejo de succión al mismo tiempo que estimular los pezones y el resto de las mamas para producir más leche: es sencillo, mientras más tiempo tengas a tu bebé cerca del pecho, estarás produciendo más leche.

Otro método para establecer la lactancia materna es alimentar al bebé a "libre demanda", es decir, darle pecho cada que lo pida. Si tu bebé es más dormilón, es recomendable que lo despiertes para que tenga, al menos, de 7 a 8 tomas al día. La libre demanda quiere decir que tu bebé pueda tomar pecho cuando quiera, de uno o de ambos pechos, durante el tiempo que quiera.

Para poder lograrlo, tu bebé tiene que aprender el reflejo de succión únicamente con el pezón. Por lo mismo, no es recomendable utilizar ningún sustituto o producto que estimule la succión de tu bebé que no sea solamente el seno materno.

 

¡Presta atención a las posiciones!

Una de las cosas más importantes que debes aprender durante esta etapa es a acomodar a tu bebé en la mejor posición para que ambos estén cómodos en cada toma. Muchas mamás tienen un sillón especial para amamantar, con cojines y almohadones especiales que ayudan al reposo de la espalda y descansar los brazos, otras mamás prefieren dar pecho acostadas sobre la cama y se quedan dormidas y relajadas junto a su bebé. Lo importante es que estés cómoda y tengas a tu bebé lo más cerca de ti que puedas.

Una vez que encuentres la postura en la que te sientas cómoda, tu bebé debe de acercarse a tu pecho. ¿Cómo? Debes acercar el pezón a su boca para que tu bebé puede abrir su boquita lo más que pueda y poder tener agarre, no sólo en el pezón, sino también en buena parte de la areola (¡enseñarle a tu bebé que succione el pezón, abarcando con su boquita desde la areola te evitará muchos dolores y grietas!). En caso de que tu bebé no lo logre, puedes retirarlo introduciendo tu dedo meñique en su boquita para volver a empezar.

Otra razón por la que tienes que ayudarle a tu bebé a succionar correctamente es para que quede un espacio entre la areola y su nariz para que pueda respirar con facilidad.

 

¿Cómo puedo saber si mi bebé no está succionando bien?

Tendrás dos síntomas fáciles de identificar: para ti, es doloroso y tu bebé estará haciendo ruidos. Cuando lo logras, tu bebé no hará ningún ruido, lo tendrás en tu pecho y no será molesto o incómodo.

¿Cómo puedo saber si mi bebé está vaciando mis senos en cada toma?

Si tu bebé está vaciando la leche de uno o ambos senos, podrás identificarlo. Por lo regular los senos se sienten suaves.

 

Paciencia: tu gran aliada durante la lactancia

Es probable que durante sus primeros meses de vida, tengas que intentar una y otra vez para que tu bebé aprenda a succionar sin lastimarte. Para muchas mamás es sencillo, para algunas no tanto. Lo cierto es que, lejos de ser la mejor en técnicas de lactancia, lo lograrás a través de la práctica. Tanto tú como tu bebé irán acostumbrándose poco a poco a la hora de la comida.

 

Para lograrlo también debes procurar descansar (duerme cuando tu bebé duerme), mantenerte bien hidratada además de mantener una alimentación balanceada y saludable. ¡Recuerda que todo lo que comes termina en tu leche!

 

Cuéntanos, ¿ya lograste establecer la lactancia materna junto con tu bebé?, ¿cómo lo lograste?, de ser así, ¿qué consejos le darías a otras mamás?

Leer más

Únete al Club de Mis Primeros 1000 Días

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado
Comentarios sobre el artículo

Comentarios sobre el artículo

0 comentarios

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!