Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
La dirección de tus movimientos es muy importante

Un masaje en la pancita, puede mejorar la digestión de tu bebé

Mejora su tránsito intestinal y apapáchalo al mismo tiempo

Viernes, Marzo 16, 2018 - 11:19

El contacto físico con tu bebé es alimento para su corazón, y este masaje no sólo te ayudará a consentirlo, también mejorará su tránsito intestinal.

A pesar de que los bebé alimentados con leche materna tienen menor índice de problemas digestivos, no están exentos de sufrir malestares estomacales como cólicos o estreñimiento. Estos padecimientos suelen provocar dolor y, por ende, mucho llanto. 

 

Sin embargo existen bebés con gran tolerancia al dolor, para los que hay otros indicadores para identificar una molestia digestiva, como:

  • Abdomen inflamado
  • Deposiciones notablemente secas o en bolitas
  • Llanto antes o durante sus evacuaciones
  • Irritabilidad
  • Incomodidad al ponerlo boca abajo

 

Para aminorar su incomodidad puedes darle un suave masaje en su pancita, usando aceite para bebé, aceite de coco, o algún otro producto que te ayude a deslizar suavemente las manos sobre su piel. También puedes crear todo un ambiente para que el masaje sea todo un éxito, algunos tips son: 

  • Poner música tranquila
  • Usar un humidificador con alguna esencia relajante
  • Usar luz tenue 

 

Para el masaje:

  • Acuéstalo boca arriba con la barriguita descubierta (o déjalo sólo en pañal)
  • Vierte una buena cantidad de aceite sobre la palma de tu mano y frótala con la otra, para esparcirlo sobre ambas manos
  • De forma horizontal, coloca la mano debajo de su ombligo y deslízala hacia sus pies. Realiza movimientos suaves y repetitivos, una mano después de otra
  • Con una mano levanta sus piernas y continúa el movimiento con la otra mano
  • Baja sus piernas y coloca los pulgares juntos sobre su ombligo
  • Desliza los dedos en dirección a tus meñiques 
  • Continúa el movimiento para cubrir la zona del obligo al pubis de tu pequeño

 

Puedes continuar el masaje con este último movimiento de pulgares sobre su espalda; para las piernas y brazos, realiza movimientos envolventes que le ayuden a destensar los músculos. Un masaje después de la hora del baño, puede ser de gran ayuda no sólo para mejorar su tránsito intestinal, también le darán un gran descanso.

Leer más

Únete al Programa de Nutrición "Mis Primeros 1000 Días"

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!