Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Buscar
¿No eres un miembro? Regístrate aquí
Compártelo
X
Extractor-de-leche-materna-con-mama-y-bebe

¿Cómo puedo darle leche materna a mi bebé si no estoy con él?

(0 comentarios)

Sin importar la razón, tú puedes seguir alimentando a tu bebé con leche materna

Miércoles, Marzo 2, 2016 - 12:30

Me encanta amamantar a mi bebé pero debo regresar al trabajo. ¿Cómo hago para sacarme la leche y conservarla? ¡Estoy lista para empezar!

Existen diversas razones para sacarte la leche: papá desea alimentar al bebé, vas a reincorporarte pronto al trabajo, dejas con alguien a tu hijo para que lo cuide, etc. No hay necesidad de interrumpir la lactancia materna, independientemente de las obligaciones que te impidan estar con tu recién nacido todo el tiempo para alimentarlo, continuar con ésta por más tiempo ¡sí es posible!

 

¡No soy una vaca lechera!

 

¡Cuesta imaginar que un día acabarías sacándote la leche! La imagen te recuerda al acto no tan simpático de ordeñar una vaca. ¡Olvídate de cualquier imagen incómoda! Recuerda que amamantar es el acto más natural con el que experimentas un vínculo muy especial con tu bebé. Además, la lactancia es una decisión tuya, no tienes por qué estar en la mira de los demás.

 

¿Cómo y cuándo empiezo a extraerme leche?

 

Lo mejor es esperar a que la lactancia se haya establecido, es decir, que haya alcanzado su ritmo normal (tomas constantes a horas similares), lo cual suele producirse más o menos a los dos meses de vida de tu bebé. Sin embargo, el sacarte leche también puede ayudarte para evitar que tus pechos se congestionen.

 

Tiraleche… ¿manual o eléctrico?

 

La elección es totalmente personal. Te damos aquí algunas características para que te sea más fácil tomar una decisión.

 

Con un extractor manual o eléctrico, ganas tiempo y puedes sacarte hasta unos 150 ml en 15 minutos. Su  función principal es igual en ambas versiones: una bomba que, al aspirar el pezón, imita la succión. En cuestión de segundos, se activa el reflejo de expulsión y la leche sale. Para mejores resultados, usa uno de calidad, que sea ligero y fácil de usar y transportar.

 

La versión manual, más discreta, es útil si te sacas leche de forma ocasional o estando fuera de casa. La desventaja es que si tienes que oprimir la bomba al ritmo del bebé (unas cincuenta veces por minuto) te cansarás y la extracción puede no ser tan efectiva. Con el eléctrico, sólo hay que conectar la máquina y esperar a extraer la cantidad que necesitas.

 

Usar sólo las manos ¡también es posible! Puedes sacarte unos 100 ml en 15 minutos. Las ventajas de esta opción es que no necesitas ningún equipo específico; además, se realiza un masaje en todo el pecho, mientras que con el tiraleche sólo se estimula el pezón.

 

¿Cómo sacarme la leche sin extractor?

  • Lávate las manos y el recipiente donde almacenarás la leche.
  • Empieza suavemente con un masaje: con tres o cuatro dedos, efectúa movimientos circulares desde el exterior del pecho hacia la areola.
  • Avanza desde el exterior hasta el pezón. Repite este movimiento alrededor de la circunferencia de los pechos.
  • En tercer lugar, coloca el pulgar en la parte superior del pecho y, el índice y medio en la parte inferior, a una distancia de unos 2-3 cm de la areola. La posición es correcta si los dedos forman la letra C.
  • A continuación, presiona suavemente la glándula mamaria, apretando horizontalmente hacia el tórax y uniendo lentamente los dedos. Repite el movimiento hasta que deje de salir leche. Coloca los dedos alrededor del pecho y vuelve a empezar.

 

Importante: Si te sacas la leche fuera de la hora de las tomas, las cantidades serán menores los primeros días, que es el tiempo que el cuerpo tarda en adaptarse a esta demanda de sobreproducción.

 

Se recomienda alimentar a tu bebé al pecho materno siempre que te sea posible y el mayor tiempo que se pueda, ya que algunos bebés pueden llegar a rechazar el pecho después de ser alimentados de otras formas.

 

¿Cuánto tiempo se conserva la leche?

  • 4 horas máximo a una temperatura de 20-25 Cº entre el inicio de la extracción hasta que el bebé se la termine.
  • 48 horas máximo en el refrigerador a una temperatura inferior o igual a 4 Cº.
  • 4 meses en el congelador a una temperatura de –18 Cº.

 

Importante: no congeles leche que ya tienes en el refrigerador. Utiliza la leche descongelada en un plazo de 24 horas y no vuelvas a congelarla.

Leer más

Únete al Club de Mis Primeros 1000 Días

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado
Comentarios sobre el artículo

Comentarios sobre el artículo

0 comentarios