Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Buscar
¿No eres un miembro? Regístrate aquí
Compártelo
X
Grasas en el embarazo

¡Estas grasas no deben faltarte durante el embarazo!

Descubre ayudan a desarrollar el cerebro de tu bebé

Martes, Septiembre 26, 2017 - 15:04

Aprende la diferencia entre las grasas que suman a tu salud y la de tu bebé y cuáles son las que pueden ayudar a desarrollar su cerebro desde el embarazo.

Sí, cuando alguien dice la palabra "grasa" por lo regular vienen distintas referencias a nuestra cabeza, pues sabemos que las grasas pueden hacernos subir de peso con facilidad. Pero, ¿sabías que hay grasas saludables y que su consumo moderado durante el embarazo, no sólo ayuda a tu salud, también al desarrollo cerebral de tu bebé durante la gestación? Sigue leyendo para aprender más sobre las grasas, cómo ayudan a tu cuerpo y el de tu bebé, y cómo su adecuado consumo puede hacer una verdadera diferencia.

 

Descubriendo qué son las grasas

Las grasas son parte importante de nuestra dieta, las consumimos a diario, sólo que algunos tipos son más saludables que otras. Las grasas son un tipo de nutrimento que obtiene nuestro cuerpo a través de la alimentación y nos dan la energía que necesitamos para funcionar.

Las grasas que absorbe el cuerpo de los alimentos le brindan ácidos grasos esenciales. Se llaman ácidos esenciales debido a que nuestro cuerpo no puede producirlos por sí mismo y tampoco trabajar sin ellos; el cuerpo los necesita para el desarrollo del cerebro y la coagulación de la sangre, y sólo puede obtenerlos a través de la comida. Es por eso que es importante cuidar nuestra alimentación, sobre todo durante esta etapa.

 

Grasas saturadas y grasas insaturadas: ¿cuál es la diferencia?

Todas las grasas están compuestas de ácidos grasos saturados e insaturados. Las grasas son saturadas o insaturadas dependiendo del tipo de ácido graso que contienen. Las grasas saturadas toman más tiempo en ser metabolizadas por el cuerpo mientras que las insaturadas tienen una composición más ligera, por eso se les conoce como grasas saludables y suelen ser líquidas y más fáciles de procesar. La clave para consumir grasas insaturadas es la moderación: en porciones inadecuadas, aunque sean saludables, pueden hacerte ganar peso.

Las grasas no saturadas son una parte importante de una dieta saludable. Éstas ayudan a reducir el riesgo de enfermedades del corazón y reducir los niveles de colesterol (entre otros beneficios para la salud) cuando reemplazan las grasas saturadas en la dieta.

 

¿Cuáles son las principales fuentes de grasas insaturadas?

Hay dos tipos principales de grasas insaturadas:

Grasas poliinsaturadas:

Grasas omega-3 que se encuentran en el pescado, como el salmón y las sardinas

Grasas omega-6 que se encuentran en algunos aceites como cártamo y aceite de soya, junto con algunas nueces.

Grasas monoinsaturadas:

Que se encuentran en aceite de oliva y canola, aguacates y algunas nueces, como los anacardos y las almendras.

Otra grasa que debes de conocer e incluir en tu dieta

Otro componente de muchas grasas insaturadas es el DHA, un ácido graso con alto contenido en omega-3 conocido por ayudar a la memoria, el corazón y el sistema nervioso. ¿Por qué ayuda, exactamente, el DHA al desarrollo cerebral de tu bebé, incluso desde el embarazo?

El cerebro es un órgano vital compuesto en un 60% por grasas. El DHA es un ácido graso que forma parte de la estructura cerebral y la calidad de las grasas que recibe el cerebro a través de la alimentación puede tener un efecto positivo en el desarrollo cerebral, el crecimiento físico, el desarrollo de la retina y la agudeza visual de tu bebé durante el embarazo.

Por eso es importante darle a tu bebé los ácidos grasos que necesita desde la gestación y continuar con este esquema de nutrimentos en la etapa que sigue: la lactancia. Existen numerosos suplementos con DHA, es importante que consultes con tu profesional de la salud cuál es el más adecuado a tus necesidades.

El cerebro, al igual que el resto de los órganos de nuestro cuerpo, reacciona a la comida que ingerimos. El cerebro necesita ácidos grasos omega-3 (DHA) para tener un mejor desarrollo.

 

¿Qué alimentos contienen DHA?

Pescado: salmón, atún, anchoas, sardinas, entre otros.

Frutos secos: nueces y almendras

Leer más

Únete al Club de Mis Primeros 1000 Días

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!