Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Buscar
¿No eres un miembro? Regístrate aquí
Compártelo
X
Mamá-masajea-espalda-bebé

Dale un masaje a tu bebé

(0 comentarios)

Aprende a hacerlo y disfruta de un increíble momento juntos de descanso y confort.

Miércoles, Enero 27, 2016 - 14:43

El contacto físico con tu bebé es una de las mayores demostraciones de cariño que él puede sentir, por eso el masaje es una excelente opción.

Con un masaje, además de entregarle todo tu amor a través de la calidez de tus manos, relajará a tu bebé y le permitirá conciliar mejor el sueño.

 

Beneficios

Esta terapia hace que los bebés se calmen, se enfermen menos, adquieran tranquilidad en el sueño, les cueste menos quedarse dormidos y estimulen un desarrollo psíquico positivo. Además, los abrazos y el contacto físico, le dan mucha seguridad a tu bebé.

Esto se debe a que los masajes involucran todos sus sentidos, provocándoles sensación de bienestar y placer. No sólo sienten el contacto de las manos sobre su piel, sino que experimentan sensaciones a través de la audición, el olfato y la visión, permitiéndoles desarrollar de mejor manera todos sus sentidos.

Puedes comenzar a aplicarle masajes desde el primer mes de vida; la idea es que sea uno por día. Para hacerlo, no tienes que ser experta, aquí te damos algunas recomendaciones de cómo realizarlo:

  1. Relaja tus manos y centra tu mente en tu bebé.
  2. Siéntate en el suelo con una colchoneta, en la cama o de rodillas. Durante el ejercicio se debe mirar, conversar o cantar constantemente al bebé.
  3. El lugar donde realices el masaje debe tener una temperatura cálida (20 a 22° C), ya que idealmente tu bebé debe permanecer desnudo.
  4. Los mejores momentos para hacerlo son entre las comidas, después del baño o antes de ir a dormir.
  5. Unta tus manos en aceites naturales o especiales para bebé, no sin antes consultarlo con tu pediatra.
  6. Masajea de forma circular y con movimientos suaves de arriba hacia abajo y del centro hacia afuera, es decir, desde la cabeza a los pies, pasando por el cuello, el tronco, los brazos, las manos, la pancita, las piernas y sus deditos. Luego, por la espalda, desde los hombros hasta los talones, siguiendo movimientos circulares.
  7.  Es conveniente comenzar por la parte delantera del cuerpo de tu bebé. Si él está boca arriba puede tener contacto visual contigo y ver lo que haces con tus manos.
  8. Una vez que termines debes abrigarlo de inmediato para que no se enfríe. Si tu bebé se encuentra resfriado, con fiebre o diarrea, no es recomendable practicar esta terapia.

Cuéntanos cómo le haces masaje a tu pequeño.

Leer más

Únete al Club de Mis Primeros 1000 Días

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado
Comentarios sobre el artículo

Comentarios sobre el artículo

0 comentarios

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!