Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Buscar
¿No eres un miembro? Regístrate aquí
Compártelo
X
Mamá-e-hija-haciendo-ejercicio

¿Cómo recuperar tu figura después del embarazo?

(0 comentarios)

Sigue estos consejos de nutrición y salud para decirle adiós a los kilos de más.

Miércoles, Enero 27, 2016 - 14:15

¿Llantitas en la panza, muslos y brazos temblorosos como gelatina? ¡Ya no más! Es hora de un plan efectivo para bajar de peso. 

Tú ya sabes todo lo que debes hacer: comer sanamente, reducir las cantidades de alimentos, hacer un poco de ejercicio. Si crees que es más fácil decirlo que hacerlo piénsalo de nuevo. Con un poco de motivación y muchos consejos ¡todo volverá a la normalidad!

 

Tómate tu tiempo

 

Es lógico que después del bebé no te sientas a gusto con tu figura y pienses que debes deshacerte de los kilos de más en tiempo récord. Pero piensa un poco: si a tu cuerpo le tomó nueve meses ganar todo ese peso extra, ¿no crees que debe tomarte el mismo tiempo en bajarlos? Por eso no debes embarcarte en una dieta drástica porque no va a funcionar y no te proporcionará resultados duraderos.

 

Tampoco te lances a rutinas extenuantes diarias en el gimnasio. Es mejor esperar a que tengas de nuevo tu periodo para volver a tomar tu ritmo, con suavidad. Tu cuerpo se puso a prueba durante el embarazo y el parto así que antes de volver a estar en forma, debes darle a tu cuerpo un descanso de un par de semanas, lo que beneficiará tu futura rutina.

 

Primero, estima cuántos kilos necesitas perder, pero sé razonable. Lo ideal sería que te pongas de meta el peso que tenías antes del embarazo y tal vez uno o dos kilos adicionales si realmente lo deseas ¡pero no fijes tu propósito demasiado alto!

 

Sin embargo, establecer un límite de tiempo es muy difícil. Algunas mujeres pierden su peso en pocas semanas, otras en más de un año pero ¡todas las mujeres son diferentes! No te tortures con la idea de recuperar tu figura en un instante porque la pérdida de tanto peso en tan poco tiempo es malo para la salud. Piensa esto: tu cuerpo tiene su propio ritmo, así que escúchalo, respétalo y ve haciendo ejercicio conforme tu médico te lo indique.

 

¿Por qué no empezar con un poco de cardio o qué tal correr una vuelta a la manzana? En el tema de alimentación siempre consulta a tu doctor, más si estás amamantando.

 

También ten en cuenta que si estás amamantando esto te ayudará a perder peso de forma gradual y natural, ¡qué buena noticia! ¿Sabías que en periodo de lactancia debes consumir alrededor de 1000 calorías extras para la producción de leche? Esto no quiere decir que comas pasteles, galletas o dulces, sino incrementar tu ingesta de comida saludable: vegetales de hoja verde, pescados y carnes magras.

 

Comiendo saludablemente

 

Hay un punto importante que siempre debes tener presente: bajar de peso es imposible sin una dieta equilibrada. Así que debes seguir una dieta variada, pero en cantidades razonables. Comienza por el número de comidas; jamás te saltes una y come de 3 a 4 veces por día, idealmente en un ambiente tranquilo, ya que esto evita la sensación de hambre y el riesgo de ceder ante los alimentos ricos grasas y azúcares.

 

 

Algunas ideas

  • Prefiere las verduras por su alto contenido en vitaminas y fibra (pero sin salsas grasosas y mejor que sean cocidas al vapor, con un aderezo ligero de aceite de oliva).
  • La fruta debe formar parte de tu dieta, puedes consumirla entre comidas o como postre después de la comida.
  • En cuanto a las proteínas, prefiere la carne blanca (ternera, lomo de cerdo), pollo (sin piel) y el pescado; y de la carne roja (magra, como lomo de res o filete de cadera, rico en hierro, esencial para recuperar tus niveles de hemoglobina).
  • Los productos lácteos contienen calcio, así que elige las versiones bajas en grasa de queso fresco, cottage, natural, yogur descremado o con fruta; mientras que si quieres comer un poco de queso, lo ideal es una porción de 2 o 3 veces a la semana por el momento.
  • Asegúrate de que estás comiendo una cantidad razonable de hidratos de carbono para obtener energía duradera. Jamás los elimines de tu alimentación.
  • Como se trata de perder peso evita alimentos demasiado dulces y grasosos, esto incluye los embutidos, comidas procesadas, pasteles etc.
  • Toma mucha agua (al menos un litro al día), y se puedes beber té sin azúcar. Evita los refrescos, el alcohol y otras bebidas con un alto contenido de azúcar.
  • Si tienes muchos antojos, cómete una manzana y unas galletas integrales, por ejemplo. Por supuesto, puedes disfrutar de una rebanada de pastel de vez en cuando, ya que te ayudará a mantenerte motivada.
  • Si pese a esto sientes que es demasiado duro y necesitas ayuda, ¿por qué no te pones en contacto con un nutriólogo? Él puede ayudarte a adoptar la actitud correcta con un programa nutricional personalizado.

 

El ejercicio y el cuidado del cuerpo

 

Combinado con una dieta sana y equilibrada, la actividad física también te ayudará a perder peso. Comienza con cuidado a caminar o nadar. Si tuviste un parto natural, entonces una vez que haya complementado tu cuidado perineal, puedes reintegrarte a clases de zumba o volver a tu entrenamiento para un maratón.

 

Trata de no hacer esfuerzo de más y no olvides descansar. Ten en cuenta que un entrenamiento efectivo se obtiene más por la constancia que por la intensidad. ¿Sabías que dos sesiones de 20 minutos por semana de simples abdominales son más eficaces que hacer dos horas de ejercicio intensivo por mes?

 

Por último, ¡no olvides darte un capricho! ¿Qué tal un masaje anticelulítico reafirmante hecho por un fisioterapeuta? ¿O qué tal un tratamiento completo en el salón de belleza? Recuerda: el placer y el bienestar ¡sí son compatibles!

Leer más

Únete al Club de Mis Primeros 1000 Días

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado
Comentarios sobre el artículo

Comentarios sobre el artículo

0 comentarios