Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Materna®

Embarazo

.

Mujer feliz viendo una prueba de embarazo casera

Los primeros 1,000 días de tu bebé

Te han dado la gran noticia de tu embarazo y seguro te llenan un sinfín de emociones. Es importante que en esta maravillosa etapa te cuides, apapaches, informes y lleves una buena nutrición. Ésta será determinante en la salud futura de tu bebé, en especial durante sus primeros 1,000 días de vida, que empiezan desde el momento en que quedas embarazada y hasta sus 2 primeros años de vida.

Cambios físicos en tu embarazo

En estos meses experimentarás muchos cambios, algunos serán notorios como esa pancita que irá creciendo al paso de las semanas o el aumento en la talla de tu busto. Dentro de tu organismo hay toda una revolución: se desarrolla la placenta, el líquido amniótico que rodea a tu bebé y aumenta el volumen de sangre.  Para que tu cuerpo pueda hacerse cargo de todos estos cambios necesita un mayor consumo de nutrimentos, esto no significa que comas por dos, pero sí que pongas atención a tu alimentación, así que te recomendamos cuidar lo que comes y bebes, incluyendo los “antojitos” que a veces te das.

Cambios en el embarazo

Cambios fisiológicos en el desarrollo del bebé

Durante el embarazo es muy probable que tu médico te recomiende tomar algún multivitamínico como Materna®, que ayudará a tu bebé a desarrollarse de mejor forma. 
Recuerda que aún al seguir una dieta saludable, no siempre es posible obtener todos los nutrimentos adicionales que tu pequeño requiere para su correcta formación. Por ejemplo, consumir las cantidades de hierro adecuadas ayudarán a la formación de su sangre; el ácido fólico promoverá el desarrollo de su sistema nervioso; y las vitaminas C y E le proporcionarán los elementos clave para fortalecer sus defensas y protegerlo contra enfermedades. Una buena opción antes, durante y después de tu embarazo es tomar un multivitamínico como Materna® que, junto con una dieta balanceada, te aporta los niveles adecuados de ácido fólico, hierro, zinc, yodo y calcio que contribuyen al correcto desarrollo de tu pequeño, pregunta a tu médico por él.

Mujer feliz embarazada
vitaminas para embarazadas

Elige alimentos de alta calidad nutrimental

Los expertos recomiendan consumir multivitamínicos con nutrimentos esenciales, incluso desde el momento en que planeas embarazarte. Entre los beneficios que te brindan están los siguientes: te ayudan a regularizar tus periodos menstruales y a disminuir el tiempo para concebir ya que, con el consumo de un multivitamínico la tasa de concepción aumenta hasta en un 7%. 
Materna® es un multivitamínico que contiene más de 20 vitaminas y minerales esenciales que te aporta diversos nutrimentos que son necesarios antes de embarazarte, durante el embarazo y en el periodo de lactancia.

Mujer embarazada comiendo ensalada

Función de los micronutrimentos

Aquí encontrarás una lista de los micronutrimentos que necesita tu pequeño y qué función tienen.
Hierro: previene la anemia y el bajo peso del bebé. 
Vitamina D: favorece el desarrollo y formación de los huesos (masa ósea). 
Ácido fólico: previene un parto prematuro y defectos del tubo neural como la espina bífida (defecto de nacimiento en el cual la médula espinal de un bebé no se desarrolla correctamente).
Ácidos grasos Omega 3: ayudan a un buen desarrollo cerebral y visual. 
Yodo: interviene en el metabolismo y crecimiento del bebé.
Zinc: previene malformaciones y retraso del crecimiento; fortalece su sistema inmune. 

Ensalada saludable con salmón

Alimentos que contienen estos micronutrimentos

Hierro: hígado, carnes rojas, huevo, leguminosas, verduras, maíz, soya y aceite de girasol.
Vitamina D: lácteos y pescados (salmón, sardinas y pescado blanco)
Ácido Fólico: hígado de res o de pollo, espinaca, lechuga, betabel, garbanzo, naranja, plátano, kiwi.
Ácidos grasos Omega 3: aceites de pescado, vegetales, semillas de linaza, nueces.
Yodo: pescados y mariscos, no deben consumirse crudos. 
Zinc: carnes, huevo, cereales integrales, maíz, soya y aceite de girasol.

5 tips saludables para tu embarazo

  • Consume energía extra, pero recuerda que no es necesario que comas por dos. Sólo necesitas 340 kcal adicionales por día en el 2º trimestre y 452 kcal extra por día en el 3er trimestre. 
  • Haz ejercicio o actividad física moderada.
  • Disfruta de una caminata o una buena sesión de yoga. Bastan 30 minutos 5 veces por semana.
  • Si no estás acostumbrada al ejercicio y quieres hacerlo ahora que estás embarazada, comienza con intensidad leve y luego aumenta poco a poco, tomando en cuenta las recomendaciones de tu médico.
  • Bebe 2.7 litros de agua simple por día para que estés bien hidratada, calcula unos 10 vasos.
  • Consume multivitamínicos como Materna® cuando estés planeando quedar embarazada, durante el embarazo y en el periodo de lactancia, que es cuando los requerimientos de nutrimentos aumentan. 

Mujer embarazada haciendo yoga

Lactancia materna

Sin lugar a dudas, la leche materna es el mejor alimento que puedes ofrecerle a tu bebé ya que está especialmente diseñada para cubrir sus necesidades y tiene el balance adecuado de nutrimentos que tu pequeño requiere.
Los beneficios de la leche materna son muchos por ejemplo: brinda una óptima nutrición y protección a la salud de tu bebé. Te recomendamos continuarla por el mayor tiempo posible, de preferencia hasta que cumpla hasta que cumpla dos años de edad y que sea parte de una adecuada alimentación complementaria. 

 

SI PERSISTEN LAS MOLESTIAS, CONSULTE A SU MÉDICO. LEA LAS INSTRUCCIONES DE USO. CLAVE DE AUTORIZACIÓN: 183300201B0857

Mamá amamantando
Materna

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!