Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
Cocción de papillas

¿Cómo cocer las frutas y las verduras para las papillas de mi bebé?

Hay muchas maneras para preparar tus papillas en casa. Aquí te contamos algunas

Miércoles, Diciembre 27, 2017 - 10:43

Aprende cómo debes cocer y preparar las frutas y verduras de tu bebé en casa para que pierdan la menor cantidad de nutrimentos.

Cocinando las verduras para las papillas de mi bebé

Cuando estás cocinando las primeras papillas de tu bebé, una de las preguntas más comunes es "¿cómo debo cocer las verduras y otros alimentos para que pueden mantener la mayor cantidad de nutrimentos y conservar su sabor?" Esta pregunta se debe a que los procesos químicos cuando se hierven las verduras y otros alimentos, pueden modificar e incluso eliminar los nutrimentos más importantes que ayudan al crecimiento y desarrollo.

 

Existen distintas formas para preparar las papillas de los bebés en casa. En esta ocasión revisaremos cómo hervir las verduras y las frutas.

 

¿Por qué debo cocer las frutas y verduras?

Cocer los alimentos al vapor es uno de los métodos más comunes para preparar papillas en casa.  Los alimentos como la papa, las zanahorias, los chícharos y las calabazas, (y algunas frutas como la manzana y las peras, tienen un sabor que a los bebés les encantan cuando están hervidos, además de que obtienen la consistencia ideal para los bebés.

 

Muchos profesionales de la salud recomiendan cocinar las frutas para bebés menores a los 8 meses. Los bebés no deben de comenzar con la alimentación complementaria antes de los 6 meses de edad, ya que su estómago todavía es inmaduro y no será difícil digerir los sólidos. Recuerda que antes de los 6 meses, tu bebé debe de ser alimentado únicamente con leche materna.

 

Cocer las frutas y las verduras las descompone, facilitando la digestión durante la maduración del estómago y los intestinos en bebés de 6 a 7 meses. Mientras el bebé va creciendo, podrá digerir las fibras y los azúcares de las frutas crudas. Hay muchos bebés que pueden comer frutas crudas desde los 6 meses, así que consulta a tu profesional de la salud sobre la cocción de las frutas y verduras de tu bebé si tienes alguna duda sobre la maduración de su estómago.

 

Los métodos de cocción más comunes para las papillas

Aquí tienes un resumen de los diferentes métodos de cocción y cómo se ve afectado el contenido nutricional.

 

Cocción al vapor: este es uno de los métodos más preferidos. A través de este método, la pérdida de nutrientes es mínima, siempre y cuando mantengas una temperatura adecuada. Debes seguir tres pasos para evitar la mayor pérdida de nutrimentos: cocinar con poca agua, cocinar a baja temperatura y cocinar rápidamente. Es importante que no te despegues de la cocina mientras estas cocinando al vapor.

 

Cuanto más tiempo estén expuestas las frutas y verduras a altas temperaturas y, además, sumergidas en agua, mayor será la pérdida de nutrimentos. El vapor como método de cocción también ayuda a que los alimentos conserven sus niveles de vitaminas solubles en agua. Por ejemplo, la vitamina C es una importante vitamina soluble en agua que ayuda a la absorción de hierro. La cocción al vapor permite que las comidas estén rodeadas de vapor en lugar de sumergidas en agua.

 

Hervir: este método tiene una desventaja: hay una mayor pérdida de nutrimentos (especialmente de vitaminas solubles en agua como la B y C, además de los minerales). La pérdida puede limitarse usando la cantidad de agua necesaria para cocinar por el tiempo requerido. Esto dependerá de cuántas verduras estés cocinando.

 

Que los nutrimentos se queden en tu papilla, no en el agua

Es mejor cocer los alimentos con poca agua, al vapor, y por poco tiempo que hervirlos con demasiada agua ya que mantener a las frutas y verduras durante mucho tiempo en el agua, provoca que las vitaminas y minerales se queden ahí y no en las verduras después de ser hervidas.

 

También, debes poner especial atención en el proceso de preparación.

  • Compra las frutas y verduras más frescos que puedas, mientras más tiempo pasen sin ser cocinados, perderán más propiedades nutrimentales.
  • Pelar y cortar algunas frutas y verduras, puede modificar el aporte de vitaminas hidrosolubles como la vitamina B, C y el ácido fólico de la fibra que los recubre.
  • Se recomienda pelar y cortar los alimentos justo antes de cocinarlos.
  • Evita freír los alimentos.
  • Evita agregar azúcar o sal a los alimentos de tu bebé, esto puede dañar su sistema digestivo todavía inmaduro, además de que tu bebé debe acostumbrarse al sabor original y real de sus alimentos. Si llegas a agregar estos dos ingredientes con frecuencia en sus alimentos, es probable que cuando cambien los sabores no los reconozca y simplemente opte por no comer. 
  • Las vitaminas C, el ácido fólico, la vitamina B1 y B6 son más sensibles a destruirse a altas temperaturas.

 

Cuéntanos, ¿haces las papillas de tu bebé en casa?, ¿cuál es tu método?, ¿estás planeando en hacer tus papillas en casa?

Leer más

Únete al Programa de Nutrición "Mis Primeros 1000 Días"

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!