Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
Una alimentación saludable tiene más beneficios de los que imaginas

¿Sobrealimentación? ¿Qué es y cómo evitarla?

Enseñarle buenos hábitos alimenticios está en tus manos 

Viernes, Marzo 16, 2018 - 14:15

Conoce más sobre la sobrealimentación, cómo diagnosticar obesidad y sobrepeso y algunas alternativas saludables para tu pequeño.

Los primeros 1000 días de tu hijo son momentos clave para inculcarle factores importantes como sus hábitos alimenticios, ya que es muy probable que los mantenga hasta su adultez; desde que está en tu vientre, tu pequeño está recibiendo constante información alimenticia, sí, desde la gestación empieza a programar a su organismo con los alimentos que preferirá a lo largo de su vida. 

 

Por esta razón es muy importante que tengas una alimentación saludable y equilibrada durante el embarazo y la lactancia, y que seas cuidadosa con la ingesta alimenticia de tu pequeño, primordialmente, hasta que cumpla dos años. Y aunque necesitarás estar al pendiente de su alimentación durante toda su vida, es probable que en estos primeros años haya aprendido y definido sus preferencias alimenticias.

 

Existen dos grandes problemas alimenticios y ambos están relacionados con la malnutrición: la desnutrición y sobrealimentación son extremos de la misma línea. Por un lado, la desnutrición refiere a la ingesta de alimentos con poco o nulo valor nutricional, incluso la poca ingesta alimenticia. Por otro lado, la sobrealimentación, que refiere a la constante y excesiva ingesta de alimentos, que sobrepasa las necesidades nutrimentales. 

 

Para evitar la sobrealimentación es necesario que no enseñes a tu hijo a comer si está triste, nervioso, ansioso o aburrido, y que no uses la comida para condicionar o premiar sus actividades o actitudes. Al no relacionar estos rubros, disminuye la probabilidad de padecer sobrepeso. 

 

Opta por establecer horarios de comida, evita ofrecerle caramelos y busca alternativas saludables en caso de que tu pequeño quiera un dulce o un postre. Aliéntalo a realizar actividades físicas para favorecer su tránsito intestinal.

 

Por último, necesitas saber que sólo un profesional de la salud puede determinar si tu hijo padece obesidad o sobrepeso. Algunos niños son gorditos de bebés, pero ganan estatura con el paso del tiempo y logran equilibrar su masa muscular; para poder dar un diagnóstico acertado, tu profesional de la salud necesita tomar: 

  • Peso
  • Talla
  • Diámetro abdominal 
  • Diámetro del tórax
  • Diámetro craneal 
  • Longitud del brazo 
  • Longitud de la pierna
  • Longitud del pie

 

E ingresar estos datos a una tabla percentil para que tú puedas verlos reflejados en gráficas. No olvides que hay algunos niños cuya complexión es más robusta que el promedio, debido a la estatura y fisionomía de los padres, es por esto que sólo un profesional puede darte un diagnóstico.  

 

Recuerda que no debes someter a tu pequeño a una dieta especial sin la autorización y guía de un experto que haya evaluado previamente las características individuales de tu hijo, que conozca el historial médico familiar y los hábitos de tu pequeño.

 

No olvides ofrecerle una alimentación equilibrada y enséñalo a beber suficientes líquidos para que esté constantemente hidratado.

Leer más

Únete al Programa de Nutrición "Mis Primeros 1000 Días"

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!