Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Buscar
¿No eres un miembro? Regístrate aquí
Compártelo
X
Puedo dejar que mi hijo se ensucie

¿Puedo dejar que mi hijo se ensucie?

¡Aprende por qué hacerlo es bueno para él!

Martes, Octubre 24, 2017 - 22:54

Te contamos los beneficios de dejar que tu peque se ensucie, cómo puede hacerlo y cómo puedes participar.

Cuando tu bebé cumple un año, aunque todavía siga pequeño, verás muchísimos cambios. Ya puede pararse solito y seguro notarás que está más alerta que nunca, descubriendo (y agarrando) todo lo que le rodea. Una de las recomendaciones que está tomando más importancia en los últimos años, y contrario a la creencia de que se debe tener a los pequeños de entre uno y dos años lejos de cualquier suciedad, es dejar que los peques se ensucien y jueguen todo lo que puedan.

 

¿Sorprendida? Aquí te contamos los beneficios de dejar que tu peque se ensucie, cómo puede hacerlo y cómo puedes participar:

 

Nunca pierdas de vista a tu bebé

 

Recuerda que la regla de seguridad básica para evitar accidentes es siempre supervisar a tu peque. Nunca lo dejes solo cuando esté al aire libre o jugando en el agua. Así te asegurarás de que no suceda ningún incidente.

 

La manita más rápida del oeste

 

Durante su primer año de vida, todo lo que los bebés toman con sus manitas lo llevan a su boquita; esta es la forma en la que comienzan a familiarizarse con los objetos que los rodean. Después de cumplir 1 año, tu peque irá descubriendo poco a poco que sus manos también pueden ayudarlo a explorar. ¡Ten cuidado! Porque cuando menos te lo esperes, tu bebé estará tomando todo lo que tenga cerca de él y será la manita más rápida que jamás hayas visto.

 

¿Puedo dejarlo jugar con su comida?

 

Por lo regular, un peque comienza a jugar con su comida una vez que está satisfecho, no quiere comer más y comienza a aburrirse. ¡Deja que use su creatividad! Jugar con su comida lo ayuda a pensar en los objetos de otra manera, más allá de ser platos, cucharitas o vasos. Pensar en los objetos de otra forma, lo ayudará a desarrollar su creatividad. Esto le ayudará a descubrir nuevos métodos y lo ayudará a desarrollar su capacidad de resolver problemas.

 

¿Cómo puede participar mamá? Además de destruir lo que quede de comida, puedes involucrar a tu bebé en el proceso de la preparación de alimentos. ¡Le encantará usar sus manitas! Por ejemplo, puedes ponerlo a aplastar con su manitas comida como un huevo duro o galletitas. Si te preocupa mucho que haya demasiado desastre, puedes utilizar bolsas herméticas (o dos, por si acaso), para que tu peque aplaste todo dentro de la bolsita.

 

Pasar más tiempo al aire libre

 

Pasar tiempo al aire libre, implica que tu peque podrá hacer cosas que por lo regular no se hacen dentro de casa (¡ahora si puede llenarse de tierra de los pies a la cabeza!). Para hacerlo, es importante que tengas en cuenta el clima. Si se trata de un día soleado, puedes dejar a tu peque descalzo sobre la tierra y el pasto. De hecho, puedes dejarlo descalzo también dentro de casa, para que sus piecitos sientan texturas diferentes, como la alfombra). Además, jugar en el agua o en la tierra le ayudará a tu peque a desarrollar sus habilidades motoras gruesas.

 

¿Cómo puede participar mamá? Puedes poner a tu bebé en una tina llena de agua y darle tazas o recipientes de plástico o esponjas además de barcos y juguetes para el agua.

 

¿Qué beneficios tiene dejarlo que se ensucie?

 

Primero, desarrollará algunas de sus habilidades motoras finas y gruesas, además de estar activo y estar alerta descubriendo cosas nuevas. Muchos doctores recomiendan que los peques se ensucien ya que esto les ayudará a desarrollar su sistema inmune. El contacto con estas partículas, lejos de exponerlo a enfermedades, virus, infecciones o alergias, le ayudan a su sistema inmune a aprender a combatirlos.

 

Apoya su sistema inmune con la alimentación

Los probióticos son bacterias buenas que mantienen saludable al sistema digestivo, ya que evitan el crecimiento de bacterias dañinas en el estómago. Conoce los prebióticos que le ayudan a tu pequeño a reforzar y mejorar a su sistema inmune:

 

L.reuteri: un probiótico que ayuda a regular la digestión de los niños y a que tengan una microbiota sana.

 

L.rhamnosus: está clínicamente comprobado que ayuda a reducir la diarrea y el riesgo de padecer gastroenteritis.

 

B.lactis: probiótico que tiene la capacidad de reforzar las defensas naturales de los peques.

Leer más

Únete al Club de Los Primeros 1000 Días

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!