Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Buscar
¿No eres un miembro? Regístrate aquí
Compártelo
X
Maduracion del estomago

Maduración del estómago y cómo apoyarlo

Te contamos, paso a paso, cómo madura el estómago de tu bebé

Viernes, Octubre 13, 2017 - 14:45

El estómago de tu hijo ha aprendido a digerir y procesar alimentos y seguirá madurando junto con la alimentación.

¿Por qué un niño comienza sus primeros meses de vida tomando solamente Leche Materna? Porque su estómago no ha madurado todavía. El sistema digestivo de un bebé todavía no funciona al cien y por eso es vulnerable a padecer infecciones y enfermedades. En los primeros seis meses, el sistema digestivo de tu bebé tuvo enormes cambios, ya que poco a poco fue desarrollando la capacidad de producir enzimas para digerir los alimentos y generar los anticuerpos que necesita para protegerse.

 

El estomaguito de tu hijo se ha ido acostumbrado a la vida fuera de tu pancita, aprendiendo a digerir y procesar alimentos, comenzando con la Leche Materna y seguirá madurando junto con la alimentación que sigue de su primero año de vida al segundo.

 

Te contamos, paso a paso, cómo madura el estómago de tu bebé.

 

El estómago antes y después del nacimiento

 

Durante la gestación, tu bebé recibió nutrientes y se deshacía de los desechos a través de la placenta. Al nacer, esto cambió, pero su sistema digestivo todavía era muy inmaduro. Como resultado, tu bebé puede perder hasta un 10% de su peso corporal en los primeros días de su vida mientras su sistema digestivo se acostumbra a vivir fuera del vientre. El estómago de un recién nacido es pequeño y por eso necesita comidas frecuentes.

 

La leche materna es alta en grasas que ayudan a tu bebé a satisfacer sus necesidades calóricas. Aunque no lo creas, la grasa de tu leche contiene más del doble de calorías que las proteínas o los carbohidratos.

 

Maduración de la digestión

 

Aunque un recién nacido puede digerir los carbohidratos, proteínas y grasa, su páncreas no está completamente desarrollado, reduciendo sus niveles de enzimas digestivas. Las enzimas en la leche materna y la saliva de su bebé ayudan a compensar esta deficiencia. Además, todavía no se desarrolla la válvula del esófago que controla la entrada de alimentos en el estómago de tu bebé. Es por eso que los bebés frecuentemente escupen.

 

¿Qué hace la mucosidad del sistema digestivo?

 

El sistema digestivo humano tiene una capa de mucosa que protege el tracto gastrointestinal de microbios y otros contaminantes que pueden estar presentes en alimentos o líquidos. En los bebés, esta barrera protectora no ha madurado todavía, lo que pone al bebé en riesgo de infección. Los anticuerpos en la Leche Materna ayudan a proteger a un bebé hasta que madura su mucosa digestiva y aumenta su capacidad para producir sus propios anticuerpos.

 

Ayudando a su estómago a madurar

 

Las vitaminas y los minerales ayudan a que el sistema digestivo de su bebé madure. En los primeros seis meses, la Leche Materna es importante para la maduración digestiva de su bebé, ya que contiene factores de crecimiento intestinal que le ayudan a desarrollar colonias de bacterias beneficiosas en sus intestinos (próbioticos).

 

Alimentos sólidos

 

Aunque a tu bebé se le antojen algunos alimentos sólidos, su sistema digestivo no estará listo para comenzar con la alimentación complementaria hasta llegar a los seis meses de edad. Su cuerpo no producirá niveles suficientes de enzimas para digerir los almidones hasta alrededor de la edad de seis meses, y las enzimas que digieren los carbohidratos no alcanzan niveles suficientes hasta aproximadamente la edad de siete meses. La lipasa y las sales biliares, que ayudan en la digestión de la grasa, no alcanzan niveles completos hasta la edad de seis a nueve meses.

 

Además, entre los cuatro y seis meses, los bebés tienen un "intestino abierto", que permite que a las proteínas enteras pasar directamente desde el intestino delgado hacía el torrente sanguíneo, para nutrirlo y ayudarlo a desarrollarse y madurar correctamente.

 

Proteína: lo que necesita para seguir madurando su estómago

 

Como lo leíste allá arriba, las proteínas de alta calidad han estado presentes en su desarrollo a través de la Leche Materna, y con ellas le has garantizado un desarrollo óptimo de su estomaguito tan delicado e inmaduro. Ahora las necesita para seguir creciendo y desarrollándose.

 

Ahora, tu peque crecerá cada vez más rápido y necesitará proteína para fortalecer y desarrollar los músculos responsables de ayudarlo a aprender a caminar y a hablar, así como nutrirlo de adentro hacía afuera para apoyar la maduración de su estómago. La alimentación de tu peque debe ser una correcta combinación entre nutrimentos y calorías.

 

Es importante que incluyas proteína en la dieta de tu peque. Otras fuentes importantes de proteína son los alimentos de origen animal (carne de cerdo, res, pollo y pescado) y las leguminosas, como frijoles, habas y lentejas y las leches infantiles de crecimiento.

Leer más

Únete al Club de Los Primeros 1000 Días

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!