Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
Peque y su mejor amigo

Los probióticos: esenciales desde el nacimiento

(0 comentarios)

Desde el inicio de su vida, tu pequeño necesita una flora intestinal fuerte y sana

Martes, Abril 10, 2018 - 11:21

Los probióticos son microorganismos que viven en el cuerpo de tu hijo y le ayudan a conservar la salud.

Nuestras bisabuelitas les tenían muchísimo miedo a los microbios. Los consideraban el origen de todas las enfermedades. Actualmente, nosotros sabemos que una buena salud necesita que tengamos microbios en nuestro cuerpo. ¡Quizás ellas no podrían creerlo!

 

Es verdad que hay microbios “malos” o “perjudiciales” —los médicos le llaman “patógenos”—, pero también existen cientos de variedades de microbios “buenos”, es decir, microorganismos que favorecen a quien los hospeda.

 

El sistema digestivo de tu pequeño es el hogar de muchas variedades de microorganismos favorables para su salud y bienestar. Debido a que favorecen la vida, se les conoce como “probióticos” (de “pro”, a favor, y “bios”, vida). También se les conoce como “microbiota” o “microflora intestinal”. 

 

Dentro del útero, el bebé no tiene microorganismos en su sistema digestivo, ni buenos ni malos, sino que los obtiene a partir del nacimiento. En los dos primeros días de nacido empieza la colonización (¡así se dice!). Una buena cantidad de esos microorganismos se la das tú al momento del parto (si éste es natural) para ayudar a protegerlo. 

 

De esta manera, en breve tiempo, millones de probióticos se instalan en el tracto digestivo de tu pequeño, favoreciendo una buena digestión y un sistema inmunológico sano, entre otras cosas. 

 

Los probióticos impiden que los microbios “malos” prosperen y se conviertan en infecciones. Su efecto benéfico está comprobado, sobre todo en relación con infecciones respiratorias e intestinales. 

 

¿De dónde más vienen los probióticos en la primera etapa de la vida? Pues de donde viene lo necesario para tu bebé (proteínas, minerales, carbohidratos, vitaminas…): ¡de la leche de mamá! Actualmente, existen opciones que pueden complementar de una manera adecuada su nutrición y cuidar todo, hasta lo que no ves. Éstas se recomiendan después de los 6 meses. Recuerda consultar a un profesional de la salud, él te explicará lo que tu peque necesita.

 

La leche materna es el alimento perfecto, pues provee al pequeñito de la dosis adecuada de probióticos, especialmente de bifidobacterias y lactobacilos, que son las dos especies predominantes, aunque hay cientos de ellas.

 

Tu pequeño y tú necesitarán probióticos toda su vida. Aunque los primeros días son esenciales, el cuidado de la salud de su flora intestinal debe ser permanente. 

 

¿Cómo podemos cuidar la salud intestinal? La mejor manera es eligiendo alimentos que contengan probióticos de las variedades correctas. 

 

Recuerda: una pancita con probióticos es una pancita sana que puede absorber mejor todo lo que le das. 

 

Leer más

Únete al Programa de Nutrición "Mis Primeros 1000 Días"

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado
Comentarios sobre el artículo

Comentarios sobre el artículo

0 comentarios

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!