Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
niña comiendo sola

Mamá, ¡ya puedo comer solito!

Dejar que tu peque se alimente solo y experimente con la comida es muy bueno para su desarrollo.

Miércoles, Diciembre 5, 2018 - 15:59

Más que la cantidad, importa qué come y, sobre todo, lo que aprende. Así que pierde el miedo y dale la libertad de aprender a comer solito, ya sea con las manos o con los cubiertos.

Seguro sientes una mezcla de emoción y nostalgia al ver que cada día tu peque es más seguro e independiente y disfruta mucho cuando consigue hacer algo solito, sin ayuda.

A esta edad, tu bebé tiene un deseo auténtico de hacer las cosas por sí mismo, en especial, de comer solo.

 


Confía en tu peque

Algunas veces, aunque el peque ya manifiesta querer empezar a comer solito, los papás prefieren seguir dándole de comer en la boca con la intención de que coma más o para evitar que se ensucie y desperdicie comida. Intenta dejarlo seguir su impulso y seguro pronto vas a ver buenos resultados.

Más que la cantidad, importa que le enseñes qué comer. Así que pierde el miedo y dale la libertad de aprender a comer solito, ya sea con las manos o con los cubiertos.

 


Interacción con la comida

Tu peque ya ha dejado las papillas y purés, y está en el proceso de aceptación de sólidos aptos para su edad. ¡Adelante! Es un gran paso en su alimentación.

Podrás ver que él mismo se lleve la comida a la boca, usa la cuchara y empieza a querer beber sin ayuda. 


El que tu peque interactúe con la comida (la toque, huela, pruebe), tiene varios beneficios como: tener una mejor auto-regulación de su ingesta calórica, control del apetito-saciedad, mejor aceptación de nuevos alimentos y por tanto exposición a mayor diversidad de sabores y alimentos. 

 

Al dejar que sea tu bebé quien regula lo que come, le estás ayudando a tener menor probabilidad de obesidad, sobrepeso o trastornos de alimentación en un futuro. 

 

Aprender a comer de manera autónoma es muy recomendable, porque representa un estímulo integral a su neurodesarrollo: lenguaje, seguridad e independencia.

 

 

Las claves para una alimentación feliz

  • Dale la oportunidad de explorar y experimentar con la comida, así podrá descubrir sabores, texturas, colores y olores, y le ayudas a desarrollar la coordinación ojo-mano y la masticación.
  • Involúcralo con los alimentos, desde el momento de hacer las compras. Los niños disfrutan que los tomemos en cuenta y les demos oportunidad de elegir.
  • Introduce nuevas formas y texturas gradualmente, para que pueda descubrir cómo manejarlas, además de asegurarte de que obtiene todos los nutrientes que necesita.
  • No esperes que se coma todo. Tu peque sabe regular la cantidad de alimento que necesita, y mientras tanto aprenderá tocando y descubriendo. 
  • Que la comida sea un momento divertido o de tranquilidad, evita que sea un campo de batalla. 
  • Piérdele el miedo al desorden. Es muy normal que la mitad de la comida termine en el piso y tu peque se ensucie. Puedes poner un plástico bajo la sillita para facilitar la limpieza cuando termine.

 

 

Recuerda que los niños tienen la sabiduría de poderse autorregular, como padres solamente deben preocuparse en ofrecerle calidad en la dieta.

Leer más

Únete al Programa de Nutrición "Mis Primeros 1000 Días"

Tranquilidad en la crianza, a un sólo clic. Obtén semanalmente consejos personales y soluciones vía correo electrónico.

  • Aprende de nutrición a tu ritmo
  • Prueba las prácticas herramientas a tu medida
  • Consigue ayuda y las respuestas que necesitas de inmediato

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!