Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
niño comiendo brócoli

Comer y jugar ¡se vale!

Permite que la comida sea un momento de exploración y descubrimiento para tu peque.

Miércoles, Diciembre 5, 2018 - 16:14

Tu peque juega con la comida porque así reconoce los alimentos y se familiariza con ellos, para aceptarlos mejor cuando se los mete en la boca.

¿Para tu peque la mesa se ha convertido en un juego, pero no en un momento de alimentación?

 

Si cada vez que le sirves de comer, tu hijo comienza a jugar con la comida, no te sientas mal. Es normal que te preocupes por su salud, pero aquí te dejamos algunos tips para que ambos le saquen el mejor provecho a esta etapa de aprendizaje, juego, y claro, ¡desarrollo!

 

 

Para qué le sirve el juego

Los peques entre los 12 y los 18 meses tienen como regla en común dejar de comer, ya que no necesitan de tanta energía para crecer como lo hicieron el primer año de vida.

 

Además, tienes a un pequeño científico que necesita conocer los materiales y manipularlos antes de probarlos. De esta forma, comienza a reconocer los alimentos y se familiariza con ellos para aceptarlos mejor cuando se los mete en la boca. 

 

Una buena noticia si tu bebé es un explorador a la hora de la mesa, es que, según un estudio de la Universidad de Iowa (Estados Unidos), los bebés que juegan con los alimentos aprenden más rápido debido a su curiosidad.

 

Por si fuera poco, se vuelven más hábiles no solo para comer sino también para hablar, ya que la comida, además de su valor nutricional, aporta información clave para su desarrollo cognitivo.

 

 

Qué puedes hacer 

  • Reconocer que tu peque sabe cuánta comida necesita. En cuanto a su alimentación, tú defines el ‘qué’, cuidando que sus alimentos sean siempre nutritivos y adecuados para su edad, y tu peque decide cuánto. 
  • Prepara el terreno protegiendo el suelo con plástico o papel. También puedes utilizar un plato con ventosas, o un babero con bandeja de recuperación. 
  • Permite que la comida sea un momento de investigación y dale la oportunidad de descubrir colores, formas, texturas y temperaturas nuevas, así llegará a la hora de la comida con más entusiasmo.
  • Enséñale el nombre de los ingredientes en su plato: frijol, arroz, jitomate, queso… A los niños les provoca mucho interés saber qué es exactamente lo que se están llevando a la boca.

 

¿Tu bebé insiste en jugar? ¡Háganlo juntos! Preséntale los alimentos de manera lúdica, haciendo figuras o una especie de rompecabezas. Tu peque se divertirá colocando todo a su gusto y de paso probará algunos bocados.

 

La paciencia es la clave para superar esta etapa de la manera más tranquila posible. Recuerda que no debes preocuparte ni engancharte, tu peque no desperdicia la comida que con tanto amor le preparas porque no te quiera o te esté retando. 

 

Además de su necesidad de exploración, lo que más le gusta ¡es tu atención!

 

Leer más

Únete a Baby and Me y ¡obtén increíbles beneficios!

Con un sólo clic podrás disfrutar increíbles beneficios, ¡conócelos!

  • Regalos sorpresa Regalos sorpresa
  • Expertos del bebéExpertos del bebé
  • Tienda para bebésTienda para bebés
  • Academia para mamásAcademia para mamás

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!